Nuestras Instalaciones

Un Criadero no sólo nace del gusto de criar perros de raza,

nace del respeto a los animales así como de una planeación de las instalaciones correctas

para garantizar el estado físico y mental de sus ejemplares

Criar no es multiplicar

va más haya de producir perros

se convierte en un arte cuya responsabilidad social es fundamental